Ira durante el divorcio: Autoconocimiento y Consejos

Ira en el divorcio: Muchas personas pasan por un sinfín de emociones fuertes como el dolor y la decepción, sin embargo lo que la mayoría ignora es que debajo de estas emociones suele estar oculta la ira.

5 Estrategias para superar la ira de manera positiva

No se cargue

La ira es una emoción legítima  y también un mecanismo de supervivencia que nos indica que algo nos está haciendo daño.

 ADVERTENCIA

Únicamente para las personas que deseen Volver a Enamorar a su Ex, con la Buena Intención de reconstruir una relación feliz y perdurable

Si ese es tu caso, inicia el camino hacia tu felicidad desde ahora...!

Suscribete a nuestro newsletter y recibe un coaching personal por correo con 2 expertos que te enseñaran como enamorar nuevamente a Tu ex y recomenzar desde Cero.

Cuando nos referimos a no cargarnos de ira, significa que no es beneficioso evadir la emoción.

Tampoco se trata de explotar en ataques desenfrenados e indiscriminados. En su lugar, permítase sentir la emoción observando muy atentamente para identificar cuáles son las verdaderas fuentes que la están causando.

Asi sabrá las razones de su enojo y podrá expresarlo de manera segura y racional.

Mi experiencia  puede servir de ejemplo:

Después de casi 10 años de relación, lleve el proceso de mi separación de forma muy calmada durante algún tiempo.

Fui muy comprensiva y supuestamente “asertiva” durante todo el proceso, a pesar que la relación fue terminada por mi pareja, y había una tercera persona involucrada.

Lo tome con mucha calma tratando de ser lo más civilizada posible.

Sin embargo, una día cualquiera, una llamada de mi ex desato en mi una ira incontrolable, grite y vocifere en un ataque desmesurado de rabia.

Me di cuenta  que la ira estaba presente y que el hecho de haberla reprimido y ocultado por no parecer vulgar o poco civilizada, no había impedido que esta se manifestase tarde o temprano.

Solo que dicha manifestación no fue consecuente, ni con el momento, ni con las circunstancias. Lo hice de manera torpe y termine en el punto de partida.

Descubrí que la causa de la ira no era la separación en sí, ni siquiera que el estuviera con otra persona en ese momento.

La causa, era que desde hacía uno años atrás, tenía la sensación de que mi ex esposo (ahora nuevamente mi esposo), de alguna manera era quien llevaba el control emocional de la relación.

Esto me molestaba, pero lo ocultaba bastante bien no solo ante mi sino ante el.

Ahora, separada de el, no iba a permitir que esto siguiera sucediendo.

Así que teniendo este conocimiento, le exprese posteriormente lo que sentía haciéndole ver que las cosas ya no eran como antes, y que debiamos tener una comunicación más honesta.

Esto sirvió no solo para comprender la causa de mi ira si no para que el se diera cuenta de ciertos patrones en su comunicación, que hacían que las personas a su alrededor se sintieran de alguna forma manipuladas.

No puedo decir que todo mejoro de ahí en adelante pues un divorcio es un divorcio, y de mi parte también había muchos comportamientos que afectaban el proceso.

Pero en este caso especifico, pudimos seguir comunicándonos y viéndonos en términos más positivos y constructivos.

No tema

Muchas personas han sido educadas con la creencia de que expresar el enojo es algo vulgar, que no se ve bien.

Pero todos sentimos ira en al algunas ocasiones y esta es una emoción saludable a la que no debemos temer.

Sin embargo, cuando se acumula puede ser muy destructiva. Comparta ese sentimiento con amigos o lleve un diario para manifestar esta emoción de manera sana,  y así poder trabajar con ella al identificar sus causas.

No se preocupe por la pérdida de control

Ocultar la ira en tiempo real es más contraproducente que manifestarla en el momento adecuado (a no ser que tenga problemas de manejo de ira).

Perder el control como resultado de una reacción de nuestro sistema emocional en el momento presente, es una preocupación sin fundamento.

Ahora, si usted no quiere pasar por un episodio de ira en algún momento determinado, exprésela en un lugar seguro, pero no la oculte ni la racionalice.

Sentirla y expresarla aunque sea gritando o rompiendo una almohada, le permitirá liberarse  y pensar más claramente.

Y en ese momento, es posible que descubra las verdaderas causas para solucionar el problema.

No se preocupe por lo que los otros piensen

Si siente ira, usted está en el más legítimo derecho de hacerlo.

Desafortunadamente, la mayoría piensan que es aceptable sentir emociones como dolor y tristeza, pero cuando se trata de ira, esta suele provocar sentimientos de vergüenza.

Esto impide liberar esta emoción de manera sana, y evitar problemas emocionales más complicados en el futuro.

Así que déjese llevar por sus emociones, no importa cuales sean. Como todo, tienen su fin y cuando llega, viene la claridad.

Haga ejercicio con regularidad.

Cuando se tienen problemas para identificar y procesar las razones de la ira, ya sea porque la situación actual no le permite demasiada claridad, o porque siente gran frustración al atravesar por una situación de estrés, el ejercicio puede ser un excelente método para aliviar la ira,

Ejercicios como el kickboxing, aérobicos, natación o ciclismo son ideales.

Unas palabras de la autora Graciela Hernandez

Querido /a lector /a, le escribo porque quiero que sepa que el divorcio no es fin del mundo. Ahora, déjeme contarle que después de 3 años de separación, he vuelto con mi esposo. Absurdo? No tanto. Soy más feliz que antes y por eso, insisto en que haga todo lo posible por recuperar su matrimonio. Sin embargo, sea cual sea su decisión, lo importante es que esta lectura haya sido útil para que usted encuentre su camino. Abrazos, Graciela

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>