Piensa en el divorcio constantemente? Si este su caso, lo más aconsejable es primero preguntarse acerca de las causas de este sentimiento negativo, antes de centrarse en pensar únicamente en lo que sería su vida después de un divorcio.

Veamos, cuando se piensa en el divorcio constantemente, es porque no se tiene la habilidad necesaria para tomar la iniciativa de arreglar el problema o iniciar el divorcio.

Cualquiera de los dos casos usted tendría que hacer algo, tomar acción, o moverse en alguna dirección en vez de quedarse paralizado, alargando las cosas hasta que los daños sean mucho más profundos para usted y su pareja.

Si usted piensa en el divorcio constantemente puede que un poco de realidad le ayude.

Lo primero que se debe tener en cuenta de manera más real y con cabeza fría, es que el divorcio no significa liberarse de aquellas responsabilidades que usted ya ha adquirido.

La única realidad aquí, es que usted durante el divorcio va a estar físicamente separado de su esposa e hijos en caso que los haya, pero seguirá siendo responsable de ellos financieramente, ya sea que lo considere justo o no.

Vivir en estado de divorcio significa en algunos casos, asumir el sobrecosto de una segunda residencia ¿puede usted darse el lujo de pagar alquiler, electricidad, cable agua y todas las demás arandelas más la manutención de los hijos?

También, hay que tener en cuenta que en algunos países para tener el privilegio de la custodia compartida, usted tendrá que tener en su segunda residencia los recursos suficientes para su bienestar entre los que se cuenta un dormitorio adicional para ellos.

Ahora, antes de siquiera llegar tan lejos, usted tendrá primero que obtener el divorcio.

Para esto usted necesitará un abogado de divorcio que generará unos gastos por honorarios, su esposa también necesitará otro abogado de divorcio y en el caso que usted pierda la demanda de divorcio podría ser obligado a pagar sus honorarios.

Pensar en esto, muchas veces puede ayudar a aterrizar los sentimientos y ver las cosas de manera más claras.

El matrimonio, al contrario de lo que se muestra en las películas color de rosa, es una sociedad que continuamente evoluciona, y tiene conflictos, y como en cualquier sociedad, también se necesitan desarrollar habilidades que promuevan cambios, y acuerdos de manera positiva y constructiva.

Cuando una persona no tiene la habilidad suficiente para solucionar algún tipo de problema, es normal que quiera abandonar lo que está haciendo, ya sea participar en una sociedad, abandonar un empleo, o un proyecto.

Si piensa constantemente en el divorcio por desamor lo mejor para ambos es la sinceridad

Así, el matrimonio, es una de las empresas más importantes en las que un hombre o una mujer se pueden involucrar, y para que esa empresa sobreviva se necesita aprender en el camino las habilidades emocionales necesarias para el manejo de los conflictos que inevitablemente surgirán al pasar del tiempo.

Si usted piensa constantemente en el divorcio, porque no se da la oportunidad de pensar en algún tipo de consejería matrimonial antes de seguir reforzando esta idea.

También es cierto, que la base del matrimonio es el amor y la intimidad, y si usted piensa constantemente en el divorcio justificando este pensamiento invalidando a su cónyuge, sabiendo en su interior que la causa de esa idea es que usted ya no ama a su pareja, debe ser lo suficientemente sincero / a para manifestarle ese cambio de sentimientos que ha ocurrido en usted y comenzar de una vez por todas su proceso de divorcio con el menor daño colateral posible.

 

Escribe un comentario...

Comenta...!

Notificarme
wpDiscuz
Share This