Dejar ir lo que no se quiere y no se quiere: Según los expertos en psicología, dejar ir puede ser algo tan simple como reciclar o regalar ropa vieja o tan complicado y radical como dejar un matrimonio de muchos años, una amistad o efectuar un cambio profundo en nuestro estilo de vida.

Sea cual sea la categoría en la que abandonamos algo, esto siempre va a ser doloroso porque la sensación de pérdida que acompaña a cualquier “dejar ir” es completamente normal.

 ADVERTENCIA

Únicamente para las personas que deseen Volver a Enamorar a su Ex, con la Buena Intención de reconstruir una relación feliz y perdurable

Si ese es tu caso, inicia tu camino hacia la felicidad desde ahora...¡

Un Coaching Personal con dos Expertos que te enseñaran como enamorar nuevamente a Tu ex y recomenzar desde Cero.

Generalmente, tenemos que dejar ir muchas cosas en el proceso de divorcio.

Las emociones causadas por la la separación, como el sentimiento de perdida y la soledad, nos tientan a abandonarnos completamente al dolor y la desesperación en vez de enfrentar la situación y seguir adelante con valentía.

Por esto, el tema de “dejar ir” merece atención especial dentro de un proceso de separación. Pues, no siempre estamos preparados para manejar adecuadamente el dolor que causa un desapego forzado.

En este articulo, pretendo darle a usted lo que con tanta desesperación llegue a necesitar durante un periodo de mi vida en la que tuve que dejar ir muchas cosas.

Entre ellas, a la persona que había sido mi pareja durante muchos años y a quien todavía amaba.

Esta es una guía que le ayudara a pasar todas las etapas del divorcio que requieren un “dejar ir” sin perjuicio de hacer frente a las emociones negativas que acompañan al proceso de divorcio.

Espero que esta información le ayude para sobreponerse exitosamente al dolor emocional, al saber lo que tiene que hacer para dejar ir… y recuperarse para seguir adelante y vivir plenamente.

Seminario Gratuito: Evite que el divorcio afecte seriamente su bienestar emocional y calidad de vida.

Aprenda como superar este difícil proceso de la manera más rápida posible aqui: Como Superar el el sufrimiento y la angustia

El significado de Dejar Ir

Dejar ir puede ser un concepto bastante abstracto cuando se relaciona con una separación de pareja.

Cuando pase por mi divorcio, escuche y leí mucho sobre sobre el desapego y algunos conceptos me parecieron interesantes.

Sin embargo, había un problema, todos los libros que leí hablaban del desapego en situaciones normales de vida, pero en ninguno, vi claramente como “dejar ir” en situaciones de dolor emocional debilitante como el que se produce durante un proceso de divorcio o separación.

Así que forme lo que creo que es la definición mas acertada de dejar ir en este caso:

Dejar significa la construcción de un nuevo camino de vida, que no se encuentra influenciado por sentimientos como el dolor, la ira o el resentimiento hacia el ex conyugue.

Ya con este significado claro, entonces podremos mirar con mas claridad, de donde surge la dificultad para despegarnos de todas aquellas cosas que creemos son nuestra razón de vivir..

Empecemos

Obstaculos para dejar Ir

Los apegos y creencias formadas

Los sueños, esperanzas y temores son guiados por nuestras propias creencias a cerca de algo en particular.

En al caso del matrimonio, nosotros nos casamos con la creencia de que este va a durar para siempre.

Esto nos lleva a construir nuestros sueños futuros con otra persona y sobre la base de que dicha persona no nos defraudara; lo que es otra creencia adicional.

Aquellas creencias que se transforman

Cuando nos encontramos de cara al futuro durante el proceso de divorcio, no comprendemos ni somos consientes del hecho de que ahora estas esperanzas y sueños que teníamos han sido remplazadas por creencias auto destructivas.

Por esto, es que menudo se le escucha a las personas involucradas en un proceso de divorcio expresiones como “no debería haber hecho trampa” o “él o ella hizo un voto y prometió quedarse”  etc.

Esto precisamente son las clase de pensamientos y creencias que nos mantienen atrapados en una situación sobre la cual ya no tenemos control y ahí es donde debemos saber cómo dejar ir.

Las viejas creencias y el conflicto que generan en el divorcio

Las viejas creencias, también crean más conflictos en los momentos en que tenemos que lidiar con el aquí y el ahora.

Estos conflictos se forman debido a que la realidad de un divorcio contradice con la creencia de que nuestro matrimonio no debería estar llegando a su fin “pues este debe ser para siempre” .

De que nos sirve Dejar Ir

“Dejar ir” durante el proceso de divorcio no solo nos ayuda a centrarnos en la protección de nuestros derechos legales, sino que también nos ayuda a liberarnos de viejos sueños y esperanzas que ya no son posibles.

“Dejar ir” nos permite comprender que para cumplir los viejos sueños relacionados con este matrimonio que llega a su fin,  necesitaríamos  tener el control sobre los sentimientos y comportamiento de nuestra pareja.

Esto no es posible ni en esta ni en otra vida, ni con ninguna persona con quien hagamos pareja en el futuro..

Saber y estar conscientes de esta realidad, nos hace comprender que podemos seguir adelante, y construir nuevos sueños y esperanzas para nosotros mismos sin depender de las acciones de otra persona.

Lo que es un gran paso no solo en el proceso de divorcio si no a nivel de crecimiento personal.

Dejar ir con amor

Dejar ir con amor cuando es usted quien abandona

En el caso de que usted sea la persona que decidió abandonar el matrimonio, es importante recordar el amor que una vez sintió por su conyugue.

Esto servirá para que a pesar de que sienta que el matrimonio ya no cumple con sus necesidades pueda hacer que la transición de la separación este acompañada de sentimientos constructivos y positivos.

De esta forma, será mejor para usted y su pareja comprender y pasar a través de este doloroso proceso de una manera más fácil, acompañada de compasión, bondad y amor.

Dejar ir cuando su Conyugue abandona

En este caso, dejar ir con amor puede llegar a ser un verdadero desafío pero es necesario.

No estoy diciendo con esto que no se deben establecer límites para la mala conducta de su pareja.

Entiendo que puede ser muy difícil, sentir amor y compasión por alguien de quien sentimos nos ha engañado, o que nos ha victimizado a través del abandono. Esto parecerá imposible.

Sin embargo es importante saber que durante el proceso de divorcio necesitaremos ser algunas veces muy asertivos sobre todo si hay hijos de por medio.

También en el caso de que nos los haya, todo con el fin de poder trascender hacia la próxima etapa de una manera rápida y lo menos traumática posible.

Para poder dejar ir con amor siempre aconsejo seguir la vieja enseñanza de “no hagas con otros lo que no quieres que hagan contigo” pero para hacerlo más efectivo yo lo pondría de la siguiente manera:

“No haga cosas que la otra persona no pueda soportar. Pero usted tenga la inteligencia y preparación emocional suficiente para soportar cualquier cosa”,

Con esto no quiero decir que debemos soportar los desmadres de nuestro ex conyugue

NO.. con esto quiero decir que si uno está preparado para recibir cualquier cosa emocionalmente y sabemos ademas, que dentro de la naturaleza del ser humano está el fallar, podemos entonces tener el poder de evitar hacer las cosas que la otra persona no esta preparada para soportar.

El enfoque cambia radicalmente, pues en este caso, estaremos completamente libres de elegir y de ser muy asertivos comprendiendo muy bien el comportamiento de nuestra ex pareja y el nuestro.

Sin embargo, esto solo se logra si realmente dejamos ir con amor los apegos y las viejas creencias sobre las cuales se cimento la relación, no hay otra manera…

El camino más fácil para dejar ir con amor es no hacer los que la otra persona no pueda y soportar todo por parte de nosotros como perdonas asertivas y bien estructuradas emocionalmente.

Si mantenemos esta idea en nuestra mente durante todo el proceso emocional y legal del divorcio,  dará lugar a menos conflictos y finalmente aun mayor sentido de autoestima. Pues indudablemente estaremos en un nivel superior y reaccionaremos menos a los juegos de manipulación o desequilibrio emocional que el ex conyugue pueda tener.

Está bien sentirse enojado pero no está bien estancarse en la ira, está bien sentir resentimiento pero no está bien quedar resentido, y si tiene que poner límites y ejercer sus derechos durante el proceso de separación, con esta enseñanza podrá hacerlo con bondad y gentileza…

Podrá dejar ir con amor..

Dejar ir la ira

La ira es una emoción poderosa y aterradora, pero puede ser beneficiosa cuando se utiliza como mecanismo de supervivencia y no se convierte en resentimiento o en una herramienta de castigo o abuso

La ira por si es una emoción desgastante, pero la habilidad de convertir esta emoción en algo beneficioso depende en gran medida de la manera en que reaccionamos cuando nos sentimos enojados.

Podemos concluir, que la mejor manera de reaccionar cuando sentimos ira es ser asertivos y la peor manera es ser agresivos.

Ser asertivo cuando se está enojado significa que la persona es capaz de expresar sus necesidades y conseguir que estas sean satisfechas sin perjudicar a los demás.

Sin embargo, puedo suponer que usted esta diciendo en estos momentos “mi necesidad es que él o ella se quede conmigo que no nos separemos” y bueno; si es eso lo que usted está pensando entonces necesitaremos aclarar este punto:

Cuando me refiero a “Necesidades” estoy hablando de las necesidades que están dentro de su control. Pues como lo hemos dicho anteriormente, usted no puede tener control sobre la elección de su conyugue respecto a la decisión de divorciarse o no.

Eso es algo que debe comprender so pena de seguir sumid@ en el sufrimiento y no poder dejar ir la ira.

Sin embargo, usted si tiene el control en otras áreas del divorcio.

Por ejemplo, como van a dividir los bienes, la custodia de los hijos, y su relación con su ex, además de otras cosas como el manejo de su vida de aquí en adelante solo o sola y libre completamente…  y sobre todo feliz después de que la tempestad haya pasado, y este tipo de control es el más válido y el único que necesita realmente; créamelo..

Cuando su matrimonio termina, las necesidades mal enfocadas pueden dar lugar a una forma muy poco saludable de ira que finalmente lleva a la agresión.

Hace que usted exija la satisfacción de esta absurda necesidad de tener a su lado a alguien que ya no quiere seguir en la relación, sin tener en cuenta las necesidades reales de la otra persona y las suyas propias.

La agresividad, nos mantiene atrapados sin posibilidad de dejar ir la ira, la asertividad ayuda a seguir adelante con su vida después del divorcio de una manera sana y posiblemente más feliz.

Si usted está utilizando su ira para vengarse o castigar a su ex, finalmente quien pagara las consecuencias de esto será usted. Pues seguirá sumido/a en el conflicto y en lo negativo sin poder salir adelante.

En cambio, si usted es asertivo/a estará utilizando su ira para asegurarse de que las cosas sean legales y justas para usted tanto en el aspecto emocional como en lo legal y este comportamiento sano ara que finalmente tenga recompensas mucho más positivas.

Puede que haya muchas situaciones que nos harán enojar, como la pérdida del trabajo, el comportamiento de un amigo, y las actitudes de nuestra ex pareja.

Pero para poder dejar ir la ira, debemos comprender que nosotros no podemos controlar el comportamiento de los demás, pero si tenemos el control de las cosas que sentimos y pensamos respecto a este.

Dejar ir la ira y responder de manera asertiva es la diferencia entre el dolor a corto plazo y el dolor permanente, incluso, mucho después de que el proceso de divorcio ha terminado.

Dejar el papel de victima

Dejar el papel de victima es una de las sosas a las que debemos prestar mucha atención cuando estamos en unproceso de divorcio, pues en realidad no es necesario jugar este rol para conseguir el amor y la atención que anhelamos, de hecho el papel de victima no nos traerá el amor que tan fervientemente deseamos, solo nos traerá resentimiento y soledad.

Así como las cosas malas también le suceden a las personas buenas, hay personas buenas que pueden tomar decisiones que pueden parecer erróneas ante los ojos de los demás, sin embargo, independientemente de lo que nos pueda pasar o de los errores que sintamos que hemos cometido la única forma de conseguir el amor, el respeto y la atención positiva de los demás, es tener la capacidad de mantenernos de pie sin importar lo que nos haya pasado o lo que hubiéramos hecho.

Algo muy inquietante que se puede observar en las personas que juegan el papel de victima, es que son generalmente personas muy pasivas que tienden a mirar como la vida transcurre a su alrededor yendo siempre con la corriente, y esto es porque las personas que no pueden dejar el papel de victima no hacen que las cosas sucedan, en vez de esto esperan a que las cosas le sucedan a ellas.

Aunque n divorcio no se trata de perder o ganar, cuando no se puede dejar el papel de victima ante una infidelidad el conyugue o ante el deseo de ella o el de abandonar la relación, estaremos optando por ser los perdedores, ¿Por qué en vez de esto no optamos por ser el vencedor en lugar de la victima y tomar el control en la dirección de su vida de aquí en adelante?

Cuando nosotros somos victimas, estamos cediendo el control de nuestra vida emocional a otra persona, este es un mal hábito que no podemos permitirnos en el proceso de divorcio, pues, solo logramos más dolor, y posiblemente menos respeto y casi desprecio de aquella persona que alguna vez nos amó y respeto.

Dejar ir la necesidad de controlar

Dejar ir la necesidad de controlar: Cuando sentimos demasiado dolor emocional debido al proceso de separación o divorcio tendemos a luchar por mantener el control de la situación como un intento casi desesperado de disminuir este dolor, sin embargo, esto aunque puede parecer lógico también es contradictorio, ya que mientras estamos ocupados tratando de controlar lo que nos puede suceder, no podemos ver los que sucedería realmente si estuviéramos un poco mas dispuestos a dejar ir la necesidad de controlar

Conozco una mujer cuyo marido quería el divorcio; ella lucho contra el en cada paso del proceso debido a su creencia de que el matrimonio era para siempre, y estaba determinada a hacer cualquier cosa que estuviera a su alcance para evitar la disolución de su familia.

Muchos años después, esta mujer todavía está tratando de controlar la situación sobre la base de la creencia de que el matrimonio debe ser para siempre y a pesar de que la realidad le demuestra que a veces las cosas no funcionan según nuestras propias creencias, ella sigue aferrada a su mundo perfecto de matrimonios perfectos y no puede dejar ir la necesidad de controlar y reconocer el hecho de que su matrimonio termino porque algunas veces las cosas pasan de esta forma a pesar de lo que nosotros deseemos

En este momento su ex marido ha seguido con su vida y tiene una nueva esposa, sin embargo ahora ella está utilizando la mayor parte de su energía para que haya un cambio de leyes en el país donde reside para que el divorcio sea mas difícil de lograr, ella y yo compartimos la creencia de que la leyes en nuestro país son demasiado indulgentes, pero con la diferencia entre las dos es que para ella, esto se ha convertido en una cruzada que consume toda su energía vital, simplemente cambio la necesidad de controlar la situación de su divorcio.

A menudo me pregunto qué estaría haciendo esta mujer con su vida en el caso de que hubiera dejado ir la necesidad de controlar que su esposo la siguiera amando para no separarse de ella o si ella dejara ir la necesidad de controlar el sistema legal que permitió que su esposo se fuera porque ya no la amaba y de esto surgen las siguientes preguntas que quiero que usted se haga y responda muy honestamente:

¿Usted está tratando de controlar lo que esta pasando en su matrimonio? ¿Está empeñado /a y decidido a controlar la manera como la otra persona se comporta o responde en relación con usted y el proceso de divorcio? Pare un momento y piense… si es así que podría estar haciendo de manera diferente con su vida si solo dejara ir la necesidad de controlar a su conyugue… probablemente muchas cosas más constructivas y edificantes para su vida y porque no, también para su ex y sus hijos, cosas que le podrían estar haciendo mejor persona y le estarían permitiendo disfrutar de la libertad que tiene en estos momentos para iniciar una nueva vida

Así que mi querido / a cuando mañana se despierte, deje ir la necesidad de controlar, en vez de esto elija lago que la traiga diversión y cosas positivas a su vida, y le aseguro que al final del día usted no podrá negar que ha tenido un día mejor, mucho mejor que los días en los que ha estado tratando de controlar e influir en los demás

Dejar ir lo que se quiere

Dejar ir lo que se quiere: Esto si es una cosa grande y uno de los pasos mas difíciles cuando se trata de lidiar con las emociones negativas que surgen de esto en el proceso de divorcio. Cuando me refiero dejar ir lo que se quiere no solo me refiero a dejar la pareja en si sino a todo lo que implica el abandonar las cosas que se quieren y que están implicadas en la relación

Así pues, dejar ir lo que se quiere implica cambiar las opiniones que teníamos a cerca de lo que era la relación, pues en adelante estas serán sustituidas por las cosas que se deben arreglar durante el proceso de divorcio, como cuanto tempo deberemos pasar con nuestros hijos, como se van a repartir lo vienes matrimoniales y otras cosas más que no tienen relación con lo que pensábamos cuando éramos felices y la idea del divorcio no pasaba por nuestra cabeza

Evitar a confusión para dejar ir lo que se quiere

Cuando estamos involucrados en una separación nuestros sentimientos se pueden tornar confusos hasta al punto que podemos querer algo tan desesperadamente que se pude sentir como si fuera una necesidad real, por esto y sobre todo durante la evolución del proceso, es muy fácil confundir nuestros deseos con nuestras necesidades y cuando usted es llamado /a a negociar si no puede dejar de ir lo que se quiere y confunde sus deseos con necesidades reales, usted no va a poder concentrase e las cosas de mayor relevancia dentro de la negociación.

Por ejemplo:

Una madre que se ha divorciado a causa de otra mujer se estremece con la idea de compartir el tiempo con sus hijos con su ex marido infiel, ella luchara con uñas y dientes para que su ex no tenga la custodia compartida o incluso visitas a sus hijos

En la mente de esta mujer, sus hijos están mucho mejor con ella que con el sinvergüenza infiel de su ex, y a pesar de que el padre también ama a sus hijos, ella coloca sus deseo de hacer daño a su ex marido confundiéndolo por la necesidad de proteger a sus hijos por encima de la necesidad real de ellos que es pasar tiempo con su padre, esto no solo hace daño al padre si no a los niños también

Piénselo de esta manera: A menudo no podemos conseguir lo que deseamos, pero algunas veces si abandonamos la lucha o dejamos ir lo que queremos, podemos conseguir algo mejor, es posible que usted por ejemplo quiera todavía que su matrimonio siga adelante, pero sin no se permite deja ir lo que se quiere nunca podrá saber qué cosas tiene la vida para ofrecerle en su lugar

Usted puede resentir el pago para la manutención de sus hijos y puede estar deseando mantener ese dinero para usted, pero aquí es donde se debe preguntarse qué es más importante, si el deseo de conseguir lo que quiere con ese dinero o cubrir las necesidades de sus hijos, por lo que en este caso será bastante importante dejar ir lo que se quiere para cubrir la necesidad real.

Usted va a tener que sentarse con abogados y mediadores una vez que el divorcio sea una decisión definitiva, por lo que finalmente lo importante es llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes y sobre todo a los hijos en el caso que hayan niños involucrados, sin embargo, esto o será posible si no nos permitimos dejar ir los que se quiere para identificar las necesidades reales de las partes y dar un buen término a la relación

 

Escribe un comentario...

7 Comentarios en "Dejar ir lo que se quiere y no se quiere"

Notificarme
Ordenar por:   Recientes | Antiguos | Mas Votados
wpDiscuz
Share This