Cuando lo malo supera lo bueno en su matrimonio: ¿Siente que ha pasado el último año de su matrimonio invirtiendo una gran cantidad de energía y esfuerzo sin llegar a ningún lado?.

¿Siente que sin importar lo que haga, pareciera que en su matrimonio, lo malo  pesa más que lo bueno?

Puede sonar algo cínico, pero puede ser necesario, hacer una lista de los pros y los contras en su relación, y decidir si las inversiones que esta haciendo en su matrimonio valen la pena.

Si en esta lista, descubre que a pesar de haber algunas cosas buenas en su relación, estas se ven opacadas por las cosas malas, posiblemente es el momento de tomar una decisión acerca de la posibilidad de divorciarse y seguir adelante con su vida.

Un ejemplo:

Para tener una perspectiva más clara, miremos el ejemplo de un matrimonio en malas condiciones en la que el esposo grita constantemente a su mujer.

Ella entonces por miedo a su reacción guarda secretos para el y mide cada palabra por temor al abuso verbal por parte de su esposo.

A esto, se añade la bebida, el engaño, el control del dinero y un frecuente abuso verbal a su hijo de 15 años de edad.

Sin embargo, la mujer elige quedarse en lugar de divorciarse porque piensa que es la mejor manera de protegerse a sí misma y a su hijo.

Porque las personas se quedan en un mal matrimonio?

Es algo difícil de entender, pero en otros casos, las mujeres se quedan en un mal matrimonio debido a la seguridad financiera que éste le ofrece.

Es comprensible que de ninguna manera es fácil salir de una relación cuando usted no tiene a dónde ir ni sabe cómo va a vivir.

En el caso de los hombres, en muchas ocasiones se quedan en una mala relación por “el bien de sus hijos”.

Esto nos demuestra, que cuando las personas se quedan atrapadas en un mal matrimonio se debe al temor de lo que sucederá si se van.

Cuando lo malo supera lo bueno en su matrimonio usted debe tomar acción

Ninguna persona se casa teniendo como objetivo vivir el resto de su vida en un matrimonio infeliz.

Sin embargo, muchas personas permiten que el miedo les impida tomar las medidas necesarias para encontrar la felicidad ya sea dentro del matrimonio o fuera de el.

Con esto, le invito a sentarse y hacer una lista de pros y contras, y una vez que la termine, si lo malo supera lo bueno, identifique plenamente la idea que le está atascando en esa situación y comience a tomar acciones efectivas para superarla.

Si se hace bien, posiblemente este ejercicio termine en terapia matrimonial, y si la terapia no funciona, entonces el único camino es solicitar el divorcio y comenzar la reconstrucción de una nueva vida plena y feliz.

Escribe un comentario...

Comenta...!

Notificarme
wpDiscuz
Share This