Conflictos matrimoniales: De acuerdo con un estudio sobre conflictos matrimoniales realizado por la Universidad de Michigan,  un patrón particularmente tóxico en una relación ” es cuando uno de los cónyuges se ocupa de los conflictos de manera constructiva, discute la situación con calma, escucha el punto de vista de su pareja, o trata de averiguar lo que su pareja siente, y el otro cónyuge se retira “.

Aprender a hacer frente a los conflictos en el matrimonio, debería ser un compromiso de por vida.

Cuando nos casamos, estamos destinados a salir de nuestra zona de confort para participar en uno que otro conflicto, pues ningún matrimonio está libre de estos como tampoco hay manera de predecir y prevenirlos el 100% del tiempo.

Estos son algunos consejos que podrían ayudarle a manejar los conflictos matrimoniales de manera más positiva.

Manejo de los conflictos matrimoniales mas comunes

Haga de su matrimonio un lugar seguro:

Ambos cónyuges deben sentirse seguros al compartir sus deseos y necesidades. Cuando su cónyuge intenta manifestar la preocupación es importante no responder con humillaciones o diatribas.

Este dispuesto en las cosas desde otra perspectiva:

Al hacer un esfuerzo por observar el problema desde el punto de vista de su cónyuge, le ayudará a recopilar más información sobre el problema conflicto.

Algo muy parecido como la historia del elefante, en donde seis ciegos están discutiendo lo que exactamente pensaban que era un elefante, pero ninguno de ellos había visto uno nunca antes.

Así que estos hombres ciegos acordaron buscar un elefante y descubrieron lo que el animal era realmente.

Cada uno de estos hombres, sintió una parte diferente del elefante, uno tocó la cola, el otro las orejas, otro los colmillos y así sucesivamente, y al final cada uno tenía una percepción diferente del animal y nunca pudieron llegar a un acuerdo ya que sus opiniones estaban sostenidas por las percepciones individuales de cada uno.

Esto mismo puede ocurrir con un conflicto marital en el que sostenemos un punto de vista basado en nuestra propia idea del problema y cómo debe ser resuelto.

Por lo tanto, ninguno de los cónyuges tendrán la verdad completa hasta que escuche y trate de ver el problema desde la percepción de su pareja, nunca hay una sola forma de ver un problema siempre hay diferentes perspectivas y soluciones que vienen únicamente, cuando se toman en cuenta todos los puntos de vista.

Ejercite su habilidad para escuchar

Usted nunca podrá resolver un conflicto marital si usted no sabe lo que su cónyuge está sintiendo y la única manera de saber lo que su pareja siente es cuando escuchamos atentamente lo que está diciendo.

La mayoría de personas entran en conflicto desde una posición defensiva, sólo les interesa la defensa de su propio punto de vista en vez de escuchar el problema desde otro ángulo.

La comunicación conyugal sana no es sólo acerca de compartir los sentimientos y pensamientos románticos, también se tiene que escuchar atentamente los puntos de vista acerca de los desacuerdos y los conflictos del día a día.

Este dispuesto a ser vulnerable

Esta, es por lejos la posición más difícil a tomar cuando se participa en un conflicto.

La naturaleza humana teme particularmente a ser vulnerable especialmente con nuestro cónyuge ya que esto podría poner a la persona en una situación de posible rechazo, pero en algunos casos las personas tienen que preguntarse ¿qué es más importante para mí el miedo al rechazo o la solución a los problemas maritales?

Cuando nos permitimos ser vulnerables, estamos en la sintonía de ser dignos de ser escuchados, amados respetados y dignos de confianza, si es cierto, que de alguna manera se corre el riesgo de ser rechazado menospreciado, pero la transparencia en el matrimonio es la única manera de resolver problemas o descubrir si se está o no casado con alguien que realmente se preocupa por usted y sus sentimientos.

Este dispuesto a admitir que puede estar equivocado

El deseo de tener siempre la razón, de ninguna manera es la solución algún conflicto matrimonial.

Cuando se admite estar equivocado se crea un ambiente de confianza y tolerancia, además, las personas con una buena autoestima y un sano sentido de humildad no tiene ningún problema en admitir su error.

Si lo hace, estará proponiendo un cambio positivo en el matrimonio y también ayudará a su cónyuge a que se sienta más seguro cuando tenga que admitir que ha cometido un error.

Escribe un comentario...

Comenta...!

Notificarme
wpDiscuz
Share This