Antes del divorcio: las emociones durante el divorcio son algo que puede nublar el pensamiento racional. La decisión de divorcio es a menudo concebida sobre la base de una gran cantidad de malas emociones que pueden causar igualmente consecuencias negativas que en ocasiones impiden poner un orden adecuado durante el divorcio.

Seminario Gratuito: Evite que el divorcio afecte seriamente su bienestar emocional y calidad de vida.

Aprenda como superar este difícil proceso de la manera más rápida posible aqui: Como Superar el el sufrimiento y la angustia

Al igual que con cualquier otra decisión que altera profundamente la vida, con el divorcio es importante tomarse su tiempo para tener claras cuestiones como su situación financiera, y sus derechos y límites legales antes y después de presentar una demanda de divorcio.

Ocho cosas que debe hacer antes del divorcio

1- Contrate un buen abogado de divorcio

Entreviste por lo  menos 3 abogados de divorcio antes de decidirse por uno. Escoja un abogado que tenga por lo menos de 3 a 5 años de experiencia práctica en derecho de familia y divorcios.

En mi opinión, lo más conveniente es tener un enfoque de colaboración durante el proceso de divorcio ya que es más fácil y menos costoso si usted y su cónyuge son capaces de resolver todas las cuestiones sin tener que llegar a litigio.

Ahora, si esto no se puede, lo que debe hacer es asegurarse de contratar un abogado que esté dispuesto y sea capaz de litigar su caso ante un juez, por lo que al final y en cualquier caso el abogado que contrate deberá reconocer y apreciar el valor de llegar a una solución rápida, pero también deberá estar dispuesto a respaldarle eficazmente un en un litigio en caso de necesidad.

2- Enterese de la situación financiera

Usted debe tener muy claro, la situación financiera de la sociedad conyugal, ya que uno de los objetivos principales del proceso divorcio, es la distribución equitativa de los bienes matrimoniales y las deudas.
Por ello, es imperativo que usted sepa lo que se tiene y lo que se debe financieramente con el fin de obtener su parte justa en las negociaciones y los acuerdos de divorcio.

Este es un proceso de dos pasos:

  • Primer paso: Determine qué es lo que pertenece a la sociedad conyugal

Algunas pertenencias matrimoniales que deben ser incluidas en la sociedad conyugal son bastante obvios, está claro que el domicilio conyugal, las cuentas financieras, y los vehículos son bienes que deben ser divididos equitativamente.

Otros activos que pueden estar o no dentro de la sociedad conyugal y no son tan obvios que incluyen: planes de pensiones, herencias u otras pertenencias aportadas durante el matrimonio pero que contengan o bienes adquiridos antes del matrimonio que estén enmarcados dentro de un acuerdo prenupcial.

  • Segundo paso Determine qué es lo que usted y su cónyuge debe:

Es importante saber, que las deudas adquiridas durante la sociedad conyugal se dividen en base a la capacidad financiera de cada cónyuge sin importar a nombre de quien se encuentre la deuda.

La manera más práctica de determinar el monto de las obligaciones matrimoniales, es mediante informes formales de crédito de cada uno de los cónyuges.

3- Actualice el registro formal de sus ingresos y declaraciones de renta

Cuando el proceso de divorcio toma el camino definitivo, muchas cosas cambian, entre ellas la apreciación acerca de los recursos económicos que tenía cada uno de los cónyuges durante el matrimonio.

Puede que su cónyuge considere que debe recurrir a todas las figuras legales posibles para quedarse con la mejor parte, por eso esto se debe hacer, antes de que las formalidades y las tensiones del divorcio comiencen a nublar el juicio.

Usted necesitará documentación acerca de los ingresos suyos y de su cónyuge, en el caso en el que usted y su pareja sean empleados asalariados, necesitarán una copia o un registro del pago de sus salarios más recientes, además de un certificado de ingresos y retenciones que su empleador está legalmente obligado a suministrarle cuando usted lo requiera.

En el caso en que su cónyuge trabaje por cuenta propia, puede ser un poco más difícil saber a ciencia cierta sus ingresos y su declaración de renta, sin embargo se puede solicitar copias de estados de cuenta bancarios, estados financieros del negocio o los negocios de su cónyuge que le darán una imagen más clara acerca de sus ingresos.

Es buena idea hacer copia de toda esta documentación antes de presentar la demanda de divorcio.

Ahora, cuando el cónyuge es independiente o trabaja por cuenta propia, aun reuniendo toda la documentación anterior puede seguir siendo difícil conocer exactamente sus  ingresos y obligaciones, así que, para conocer más exactamente sobre éste punto, usted podría reunir la documentación anterior y solicitarle a su abogado el resto de la información a través de mecanismos legales diseñados especialmente para este tipo de situaciones.

4- Haga un Presupuesto Post-Divorcio

En algunos casos esta parte puede ser divertida y en otros no, ya que es el momento en que se determina la forma en que usted va a tener que vivir una vez que este divorciado / a.

Aunque usted está consciente de lo que se necesita para mantener el hogar hasta ahora, también se requiere que usted sepa será su costo de vida después del divorcio.

Los ingresos de algunas personas pueden caer drásticamente después del divorcio, así que lo mejor es estar preparado / a con un presupuesto en lugar de ser golpeado / a en la cabeza con facturas que no puede pagar.

Usted podría estimar algunos gastos, pero es importante tener una idea EXACTA de los recursos financieros que necesitará para sobrevivir en su nueva vida y esto solo se logra saber presupuestando.

El presupuesto para después del divorcio también es importante, ya que influirá definitivamente en la forma en como usted vaya a negociar su acuerdo divorcio, si usted sabe lo que necesita financieramente, podrá evaluar más claramente sus opciones para encontrar soluciones efectivas acerca de lo que espera de su divorcio en caso de acudir a los tribunales.

5- Establezca crédito a su propio nombre

Muchas mujeres encuentran que después del divorcio, tienen dificultades para hacer inversiones que requieran de cierto historial crediticio, ya que han pasado años compartiendo el historial financiero con su cónyuge.

Así, que todo este historial crediticio que ha tenido con su cónyuge durante los años de matrimonio, es útil sólo para el después del divorcio.

Si no tiene ningún crédito a su nombre, puede obtener una tarjeta de crédito antes del divorcio pero recuerde que debe estar solo a su nombre.

Ahora, es importante que usted esté segura de tener los recursos suficientes para respaldar la tarjeta de crédito, ya que el objetivo es establecer un historial financiero con una buena puntuación de crédito y no acumular un montón de deuda adicional.

Esto será útil para cuando usted piense invertir en algún bien que requiera algún tipo de respaldo crediticio, como una casa, o el capital para iniciar su propio negocio, así que use su tarjeta de crédito en la medida en que sea capaz de pagar mensualmente las obligaciones.

6- Revise las cuentas bancarias

En uno de los pasos anteriores hablé sobre la necesidad de obtener copias de documentos financieros, ahora tiene que averiguar qué hacer con ellos.

No es nada extraño que después de saber que el divorcio es inminente, alguno de los cónyuges decida asaltar las cuentas bancarias a veces motivado por la ira y en otras ocasiones bajo el asesoramiento de un abogado de divorcio especialmente torcido.

Usted debe saber protegerse y evitar que su cónyuge limpie las cuentas bancarias que estén a nombre de ambos.

Si usted tiene temor acerca de que su cónyuge pueda llegar a hacer algo como esto, abra una cuenta a su nombre, saque su parte de las cuentas compartidas y deposite esos recursos en su nueva cuenta bancaria.

Para hacer esto, usted no debe ocultar en ningún momento este tipo de acciones, y tampoco se debe gastar el dinero estúpidamente, ya que esto podría ser negativo para usted si  el divorcio va a los tribunales.

Documente cada centavo que pasa de una cuenta a otra, para tener los respaldos debidos durante los acuerdos y negociaciones o en los tribunales.

En el caso que usted tenga cuentas de ahorro, acciones, o cualquier otro tipo de cuenta de inversión y teme que su cónyuge las manipule de alguna manera, lo más conveniente es congelarlas.

Por supuesto, usted debe enterar a su abogado de cualquier acción que vaya a tomar al respecto y sobre todo aquellas relacionadas con las cuentas compartidas.

Cierre todas las cuentas de crédito compartidas

En lo posible, antes del divorcio se deben pagar todas las obligaciones financieras y cerrar las cuentas de crédito compartidas antes de que el divorcio.

7- Tome la decisión de optar entre permanecer donde está o mudarse

La ayuda más común de las personas que están en proceso de divorcio, es acerca de si se pueden mudar o no de la casa.

Lo recomendable a menos que sea un caso de abuso es quedarse donde está por las siguientes razones:

  • El mudarse podría afectar sus intereses en la propiedad
  • Si usted se muda, y su cónyuge para la hipoteca durante todo el tiempo que dure el proceso de divorcio, esto puede ser un factor importante para que el juez tome una decisión negativa para usted respecto a la distribución de la propiedad conyugal, en este caso, la casa.
  • Si la situación se vuelve demasiado estresante y definitivamente usted siente que tiene que mudarse, lo más aconsejable es seguir pagando su parte de la hipoteca, y documentar muy bien estos pagos.
  • Si usted tiene niños en edad escolar y se espera permanecer en el domicilio conyugal hasta que terminen la escuela, lo último que usted querrá hacer es salir de la casa.
  • Si los ingresos de su cónyuge son mayores que los suyos, y éste le ofrece pagar la hipoteca o parte de la hipoteca, en este caso, usted perderá totalmente su capacidad de recuperar la casa una vez que salga de ella… No se mueva¡
  • En este caso particular, salir de la casa matrimonial puede tener un impacto negativo para usted, no lo haga sin discutir primero este tema con su abogado.
  • Si hay abuso doméstico, entonces es imperativo adoptar las medidas necesarias para protegerse. Abandone la casa matrimonial si usted considera que está en peligro, ahora, si hay historial de violencia doméstica usted podrá hablar con su abogado, ya que en algunos países se puede retirar al cónyuge abusador de la casa matrimonial legalmente.

8- Encamine sus esfuerzos adecuadamente

Antes y durante el proceso de divorcio, usted debe estar enfocado / a en lo que está haciendo si quiere obtener los mejores resultados para usted sus hijos y su cónyuge.

Esto significa, sin citas, sin fiestas, si salir a altas horas de la madrugada  y si en su caso la custodia de los hijos es un problema, usted necesita hacer que ellos sean la prioridad número uno… aunque deberían serlo sin divorcio o con divorcio.

No actúe como una buena madre o un buen padre sea uno, este es un momento especialmente estresante para sus hijos y usted necesitará mantenerse enfocado en satisfacer sus necesidades.

Si se encuentra frustrada sexualmente, supérelo.

Antes y durante un divorcio, el sexo es un lujo no una necesidad, una vez que usted se haya divorciado podrá tener todo el sexo que quiera; hasta entonces, no deje que su deseo de sexo la coloque en una situación en la que un juez de familia podría ver esto como algo cuestionable.

Pace tiempo con sus amigos, su familia y sus hijos, permanezca cerca de casa, cuide de sí mismo física y emocionalmente, alimente su vida espiritual y sobre todo no haga cualquier cosa que pueda ser reprochable… Compórtese¡

Escribe un comentario...

Comenta...!

Notificarme
wpDiscuz
Share This